Esta es una foto de Querétaro que tomé desde un puente peatonal a las afueras.

Smog en Querétaro
Smog en Querétaro

Bueno no, esta es la foto de muchas ciudades, ¿podrías decirme si la tuya no luce así?, ¿un poco mejor? ¿un poco peor? Si de plano me dices que en tu ciudad no se ve esa capa gris de smog, quiero decirte que eres muy, pero muy afortunad@ y que por ningún motivo debeS dejar que aparezca, así que este post también va para ti.

La contaminación del aire es un problema grave desde hace muchos años, pero no fue hasta hace poco que mi ciudad empezó a verse tan afectada, ¿sabes qué es lo peor? Que cuando escribí a la secretaría de desarrollo sustentable del estado para hacer una consulta y una propuesta, me respondieron que la calidad del aire era aceptable ¡Válgame dios! ¿aceptable?, pues no para mí. Todos los días cuando voy a mi trabajo paso aproximadamente 10 minutos en cada semáforo mientras me trago las emisiones tóxicas de los coches junto al autobús y cada día se pone peor: la cantidad de coches en Querétaro ha aumentado un aproximadamente 200% desde el año 2000, pero sigue creciendo.

En otras ciudades la historia no es muy distinta; se estima que en la capital, la simple acción de respirar equivale a fumar 14 cigarrillos diarios y desde hace meses, en varias ciudades vemos voluntarios de Green Peace informando en las vías públicas que en México, 17 700 personas mueren cada año a causa de la mala calidad del aire y hasta puedes firmar (aquí) la petición que Green Peace hizo a Cofepris para atender este asunto con urgencia, pues a pesar de que los límites de contaminación en México sobrepasan los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), estos se siguen rebasando.

Sin embargo, no se ha prestado la atención necesaria a este problema que ya vemos, sentimos ¡y hasta respiramos!,

Pero no solo nosotros nos vemos directamente afectados, incluso los árboles parecen vivir menos y son pocos los que han asumido la tarea de reforestar, ¿qué vamos a hacer con cada vez más smog y menos árboles?

Si a esto sumamos las crecientes temperaturas que estamos padeciendo, no creo que sea necesario decir más, todos las hemos sentido y de hecho, todos somos responsables, así que además de firmar peticiones de Green Peace, es necesario que todos hagamos algo al respecto, puesto que las respuestas y soluciones no nos están cayendo del cielo por parte de las grandes compañías y el mismo gobierno.

Por mi parte, ya desde hace unos meses he estado planeado mi transición a la bicicleta.

Usar bicicleta en la ciudad- Querétaro

Quizá no parezca lo más lógico luego de hablar de smog y altas temperaturas, pero montarme en un vehículo de combustibles fósiles no me va a dar aire más limpio ni a mí, ni a nadie y solo contribuirá al problema.

Hoy te invito a reflexionar esta información y comentar aquí abajo tus opiniones, sugerencias o planes personales de acción a tomar para que entre tú, yo y todos logremos cambiar esta realidad.

¿Quién dijo yo!

Es bueno compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *